Archivo de la etiqueta: twitter

Habemus Papam en las Redes Sociales

Nadie lo esperaba. Ni que fuera elegido tan “pronto”. Ni que se tratara de un hombre que no había estado en ninguno de los posibles “papables” que se barajaban. Ni que fuera hispanoamericano. Ni que perteneciese a la orden de los Jesuitas. Ni que eligiese un nombre como Francisco I. Parece que el cardenal Jorge María Bergoglio vine rompiendo moldes, aunque eso ya se verá. Al igual que esta entrada de Bloggy Mary: fuera de lo habitual.

Lo importante es que, desde las 19:07, aproximadamente, las Redes Sociales bulleron y se convirtió en el tema del día, en Trending Topic, en Twitter. Así permaneció hasta casi las 22:00: tres horas en las que se batieron todos las marcas. Pocas veces la religión ha dado tanto de que hablar en los Medios Sociales.

Varios fueron los hashtags utilizados

Pero el que más éxito ha tenido es #HabemusPapam, como no podía ser de otra forma.

¡El “Habemus Papam” ya es trending topic mundial en Twitter!

Trending topic

Adivina en qué país recibieron con más calor la noticia:

#Argentina recibe a #FranciscoI con más de 300 mill tuits http://ow.ly/i/1GesI  #habemuspapam

Y siguiendo con ello, ¿en qué provincia española se mencionó más al nuevo Papa?

Andalucía, la comunidad con más menciones al nuevo Papa

No podía dejar de poner la primera reflexión que leí escrita por un argentino:

Reflexión de un argentino

Por supuesto, el Twitter de Comunicación del Vaticano anunció la buena nueva de una curiosa forma.

Twitter - cuenta del Vaticano

La cuenta @Pontifex, que estaba suspendida a la espera del ocupante 266 de la silla de San Pedro, publicó un tuit y cambió la fotografía por la de Francisco I.

Twitter - cuenta Pontifex

Precisamente de este tema, de la cuenta del Papa, se trató el jueves 7 de marzo en una muy interesante y entretenida conferencia en iRedes.

La pregunta de si el Papa Francisco I va a ser activo en Redes Sociales, por el momento, no tiene respuesta. Sin embargo, si nos remitimos a las pruebas a los antecedentes, cuando el cardenal Bergoglio todavía lo era, las señales no son muy alentadoras. De hecho, no tenía perfil abierto en ninguna red social, a pesar de que hay varias apócrifas circulando por el Social Media, como esta de Twitter, que ha disparado el número de sus seguidores.

Supuesto TW del Papa cuando era cardenal

O esta otra de Facebook

Supuesto FB del Papa cuando era cardenal

Es de imaginar que el Vaticano tomará cartas en el asunto y clausurará estos perfiles falsos para evitar males mayores. No creo que ni Twitter ni Facebook pongan ningún reparo y, desde luego, es muy probable que tarden bastante menos en cerrarlos que para el común de los mortales.

Y ¿qué ha pasado en los medios tradicionales? Pues han sido bastante ágiles, tanto en sus tuits como en las webs. Así, CNN en español fue uno de los primeros en anunciar el nombre del nuevo Papa, en el hashtag #HabemusPapam

Noticia Papa en CNN en español

Y también lo fue ABC, pero con el hashtag #Papa:

Tuit de ABC sobre el Papa

En las versiones web, opiniones para todos. La pauta general eran unos titulares neutros, destacando o bien su condición de hispanoamericano o bien el nombre elegido, y reportajes complementarios donde, sobre todo, se tocan dos temas: su mala relación con los Kichner y los problemas a los que se tendrá que enfrentar.

Las televisiones interrumpieron todas su programación habitual para conectar con el Vaticano

Y las radios también estuvieron cubriendo el evento en directo

Aunque, como nunca llueve a gusto de todos, los periodistas han recibido sus críticas en las redes por cómo estaban realizando la cobertura.

En definitiva, gran despliegue on y off-line, el mundo pendiente de lo que ocurría en la Basílica de San Pedro y las redes sociales en ebullición. Creas o no, seas o no católico, corrígeme si me equivoco pero considero que hemos asistido a un hecho histórico, y no por la elección concreta sino por todo lo de alrededor. Tiene todos los ingredientes: es algo secreto, hay misterio, crea expectativa y hay una apoteosis con final feliz. ¿Qué opinas?

Anuncios

La caja tonta deja de serlo: la televisión social

Recuerdo vagamente que, de muy pequeña, cuando la televisión tenía solo dos canales y todo era blanco y negro, que el aparatito ocupaba un lugar privilegiado en el comedor, y la familia y los amigos nos sentábamos alrededor. Entonces no había problema en comentar lo que ocurría sin que, en general, te hicieran callar, como sucede ahora con frecuencia. Era una televisión social.

Familia reunida ante el televisor

Y hemos vuelto a ella gracias a Internet y a las redes. Por una parte, tenemos conexión en el propio electrodoméstico. Por otra, podemos disfrutar de ella en el ordenador, en la tableta o en el smartphone. Además, mientras la vemos, es posible comentar “las mejores jugadas” en cualquiera de los otros dispositivos, como hacíamos hace unas décadas.

Hemos hablado anteriormente de cómo los medios impresos y la radio se estaban adaptando a las nuevas tecnologías sociales. Sin embargo, si hay un medio que de verdad, de verdad, lo está consiguiendo y está logrando unos niveles de interacción cada vez más desarrollados, es la televisión.

Las posibilidades que se abren en el momento en que la pantalla deja de ser algo que solo ofrece pero que no permite inteactuar, a las oportunidades actuales gracias a Internet son muchas. Podemos tener una televisión a la carta real, donde seleccionar los contenidos en streaming y disfrutar de ellos cuando queramos. Y además, permite compartir, en tiempo real, con el programa o con otras personas que estén conectadas, nuestras impresiones sobre lo que estamos viendo.

La televisión del futuro

Pero es que también podemos llevárnosla con nosotros a través de otros dispositivos móviles y no solo en el ordenador, sino que tenemos la opción de verla en el autobús, en la sala de espera de un médico o donde nos sea posible.

Es decir, podemos elegir qué, cuándo, cómo y dónde, y no solo con quién, como antes. Y podemos, mientras tanto, compartir nuestras impresiones con todo el mundo. En este aspecto, hay una red social que gana a las demás: Twitter. La fusión entre la televisión y el microblogging tiene todas las papeletas para ser una de las grandes apuestas de futuro porque ya es presente.

Hace un tiempo lo pude comprobar en persona cuando pusieron, por enésima vez, la película “Love actually”. Estaba viéndola y, al tiempo, a través de un hashtag, comentando lo que ocurría en pantalla con otros tuiteros. Era la primera vez que hacía algo así y os aseguro que la experiencia fue refrescante. Un largometraje que había visto mil veces me resultó totalmente nuevo. Incluso las kilométricas pausas publicitarias fueron muy llevaderas porque estábamos hablando de lo que había pasado.

Como dice Dick Costolo, director general de Twitter, en esta entrevista, el futuro del microblogging es ser “una segunda pantalla para los medios de comunicación”.

Conversación Twitter

Estas transformaciones están suponiendo un esfuerzo importante a las cadenas y también a los anunciantes. Ambas partes han de cambiar su concepto de emisión sin feedback a otro en el que la interacción es constante. Para la publicidad, supone un importante catalizador para la imagen de marca y un incremento en la eficacia de las campañas, siempre y cuando asuman los cambios que están teniendo lugar con una gran rapidez.

En este sentido, un ejemplo de lo que puede hacerse lo ha llevado a cabo la cadena Fox. Marketing Directo entrevistó a Cristina Miquel, su directora de marketing, acerca de una aplicación llamada “Check in”, con la que se pide a los espectadores “que hagan ‘check in’ cada vez que se sientan a ver uno de nuestros estrenos de prime time, entre ellos todas las grandes series del momento como “The Walking Dead”, “Homeland”, “Scandal”, “Modern Family”, “Revenge”, “American Horror Story” y un largo etcétera de títulos de gran calidad”.

Esto es algo nuevo en España pero no tanto en EE.UU., como resaltan en este interesante y revelador reportaje de Kanlli: “Al margen de las empresas que se han creado destinadas a la medición, han surgido de forma paralela una serie de aplicaciones o redes sociales verticales asociadas al consumo de contenido televisivo, tales como GetGlue o GoMiso, ambas de Estados Unidos, y muy locales debido a su propia naturaleza, pues consisten en hacer check-in en los programas mientras se emiten”. Adiós audímetros.

Las cadenas pueden monetizar este interés mediante el VOD, es decir, mediante el vídeo bajo demanda, una especie de videoclub de series, programas y películas. Volvemos a lo que ocurre al otro lado del Atlántico para comprobar el auge que está teniendo en detrimento de otras opciones como las televisiones de pago o por satélite. Según un estudio realizado por TVGuide, se duplicó en 2011 el número de espectadores de películas bajo demanda, llegando al 40%. Lo curioso es que los argumentos para utilizar los servicios VOD eran “ver episodios anteriores de series y shows que habían descubierto en mitad de temporada o entre temporadas”. Esto es, no se trataba de ahorrar en los formatos de pago sino de, digámoslo así, “ponerse al día”.

Sin embargo, como todo en esta vida, existen importantes peros para las cadenas, a parte del esfuerzo tecnológico a realizar. Estamos asistiendo a un ejemplo claro de ello que va a traer cola: la entrada del blog de Pablo Herreros sobre La Noria. No insistiré en este caso, por ser de todos conocido, pero si queréis saber lo último, os dejo con la noticia que ayer publicó PR Noticias.

Otro ejemplo es que ya no esperamos a que pongan una serie extranjera temporada tras temporada con retraso respecto a la original, sino que ¿cuántos de vosotros veis vuestras series favoritas a través de Internet antes de que las pasen en España? Esto supone pérdidas de audiencia para la cadena que van a ir a más.

El camino está trazado aunque aún queda mucho por andar.

Movilidad

En una charla a la que asistí, un prestigioso ponente internacional preguntaba: ¿cuántos de vosotros ve la televisión y, al tiempo, está con el móvil? Levantó la mano casi todo el auditorio. ¿Cuántos estáis, además de con el móvil, con el portátil? Más o menos la mitad de la sala. ¿Y cuántos estáis con el móvil, el portátil y la tableta? El número de manos descendió ostensiblemente pero aún así hubo algunas decenas. Su conclusión: “estáis enfermos”.

Si os hicieran las mismas preguntas, qué contestaríais vosotros. ¿Creéis en la televisión social? ¿Cómo pensáis que será su desarrollo?

Comunicar en positivo

Hace apenas seis días, las redes sociales se llenaron de #unaactitudpositiva. Cansados de tanto mensaje catastrofista (que sí, que ya sabemos que hay una crisis muy grave), un grupo de personas hemos decidido unirnos para comunicar otra visión de las cosas.

Promovido por @fmlopez48@gasolinero, @fidelmartin, @chdve y por @Srvmaket, en un primer momento, y a los que se han añadido @BelenManez y @julitopomar, en Facebook el grupo tiene la impresionante cifra de 710 seguidores y un número incontable de “Me gusta”, es decir, el promedio es de unos 118 nuevos seguidores por día. En Twitter los números son aún más espectaculares: 1.015 seguidores, a una media de más de 169 al día. Y estos son datos de ayer miércoles, 18 de julio…

Los comunicadores, en el ejercicio de nuestro trabajo, actuamos siempre, respecto al cliente, de forma positiva. Si tenemos unas cifras, hacemos hincapié en las que les benefician y camuflamos, dentro de la información, aquellas que les perjudican, sin ocultarlas pero dándoles menor importancia. Esto es general excepto, por lo visto, en política donde lo negativo prevalece.

A ello hemos de añadir unos medios de comunicación muy segmentados y con unas líneas editoriales que son sesgadas, donde priman las noticias que perjudican la imagen de sus oponentes antes que aquellas que les benefician. Sinceramente, ningún gobierno es tan malo ni tan bueno como se le califica, por pura ley de probabilidades.

El resultado de todo esto es que los mensajes que llegan al ciudadano son tan malos que parece que en vez de en España, Unión Europea, Occidente, estamos en un país más allá del mal llamado “Tercer Mundo”, justo al borde del colapso absoluto. Este clima hace que, como me contaban el lunes, haya personas que vayan pregonando que se va a eliminar el subsidio por desempleo desde ya, cuando lo que se dijo es que, a los seis meses, los parados pasarían a cobrar el 50% del total, diez puntos menos que antes. No planteo aquí la pertinencia o no de esta medida sino el extremo al que estamos llegando.

En este sentido, me gustaría compartir con vosotros el artículo que escribió Arturo Merayo, socio director de Cicero Formación, en el número de marzo de “Executive Excellence”: no puedo estar más de acuerdo.

Recuerdo, en mi época universitaria, que uno de mis profesores comentaba que ante un accidente, a la hora de recoger declaraciones para redactar la noticia, nos encontraríamos con que nadie habría visto lo mismo. Eso es así porque cada uno de nosotros observa la cosas que ocurren según su perspectiva, su educación y sus vivencias. Seguro que un psicólogo podría explicarlo mejor que yo pero lo que es evidente es que todo ello tamiza la información. Por eso es imposible la objetividad absoluta y por eso, en unas selecciones, los partidos que se presentan se declaran ganadores… y es verdad hasta un cierto punto.

Entonces, ¿por qué nos empeñamos en ver siempre el lado negativo de las cosas? Cuidado, no se trata de vivir en las nubes sino que sabiendo lo que hay, sepamos también sacar una lección, una enseñanza o una idea que nos permita salir del problema. Si cada uno de nosotros trabajara por buscar ese punto de inflexión en nuestro día a día y en nuestras propias dificultades, todos esos esfuerzos terminarían por beneficiarnos como país y como sociedad. Mientras no creamos en nosotros mismos, nadie lo hará.

Conocemos la dramática situación de muchos medios, sobre todo, de perfil tradicional. Periódicos, revistas, radios y televisiones están sufriendo para mantenerse a flote y a costa de despedir a profesionales, periodistas o no. Veamos cómo darle la vuelta:

Noticia 1.- Pese al “boom digital”, los medios tradicionales siguen siendo los más fiables para los usuarios a la hora de recibir información.

Noticia 2.- Los jóvenes podrían ser la tabla de salvación de la prensa gracias a la venta de tabletas.

Estas dos informaciones vienen a demostrar que ni mucho menos el periodismo tradicional ha muerto, solo que debe reinventarse para seguir existiendo. Y, desde luego, lo hará. Puede que muchos medios se queden en el camino por no saber cómo hacerlo, pero habrá otros que encuentren la fórmula apropiada y puedan seguir adelante.

Habréis escuchado, hace poco, como un gaditano, que estaba cansado de no vender su piso después de varios meses, decidió sacar una canción y colgarla en las redes sociales. Salió por todas partes. El chascarrillo es lógico que aparezca pero ningún medio ha comentado después si el buen hombre vendió o no la casa, aunque apostaría a que sí. ¿Por qué? Porque cuando hay imaginación y ganas, se alcanzan los objetivos.

Por eso, estamos viendo como la inciativa de #unaactitudpositiva está consiguiendo un éxito épico, porque estamos cansados de tanta negatividad. Por eso aquí, hoy, desde Bloggy Mary, os pido que os unáis a ella, al menos al espíritu que emana. Si queréis más información, podéis leer la excelente entrada a su blog de Fátima Martínez que se titula “No todo está perdido #unaactitudpositiva”.

Seguro que muchos tendréis experiencias en las que sabíais que íbais a conseguir algo y efectivamente lo habéis alcanzado. Me encantaría que explicarais esas vivencias para demostrar que la afirmación de que “la fé mueve montañas” es cien por cien cierta.