Archivo de la categoría: Redes sociales

De qué múltiples formas pueden los Periodistas utilizar Twitter

Creo que te he comentado ya en alguna ocasión que la primera vez que vi Twitter pensé “dónde has estado toda mi vida”. Y es que, como periodista y comunicadora, para mí constituye una fuente inagotable y una plataforma de comunicación impresionante. Se nota que es mi red social favorita ¿verdad?

I love Twitter

Desde luego, no soy la única que lo piensa. Si vemos los datos, ni más ni menos que un 85% de las personas con cuenta en el microblogging, lo emplea para leer noticias por las mañanas, y el 56%, según datos de 2012, son periodistas.

Ahora bien, también he dicho siempre que puede ser una estupenda fuente pero nunca un medio. La diferencia la señalaba en una entrevista para Trecebits, Elsa González, presidenta de la FAPE (Federación de Asociaciones de Periodistas de España): “Las redes nos comunican, los medios nos informan”. “No son periodismo”, continuaba, desde mi punto de vista, con bastante acierto.

El pasado septiembre, la web Clases de Periodismo explicaba cómo una cadena de radio estadounidense utilizaba Twitter como fuente de información:

  • Para tomar notas.

  • Para noticias de última hora.

  • Para dar cobertura en vivo (sobre todo, ahora que se ha implementado el directo en la plataforma).

  • Y para producción de contenido que se puede “utilizar luego cuando estás en la redacción”.

La clave está en contrastar el o los tuits que se refieren al tema en cuestión y confirmar que los contenidos son veraces. En esta cadena lo hacen de la siguiente forma:

  • Revisan la biografía del usuario “que debe incluir su ubicación”.

  • Miran también en la línea de tiempo si hay un historial de agravio a periodistas o de información contradictoria.

  • Ponen en Google su nombre y detalles de su bio.

  • Establecen si la información es de interés general y si incluye una fotografía que pueda ser contrastada.

  • Aún así, especifican que es “lo que la gente dice”.

Yo añadiría que es importante confirmar a través de otras fuentes, sean otras redes sociales o preferentemente ajenas a ellas, la veracidad de los hechos, como se debería hacer con cualquier otra información que te llegue.

Una vez tomadas estas precauciones, se puede elaborar la noticia y publicarla, tanto en los medios sociales como en los digitales y en los tradicionales.

Dados todos estos hechos, no es de extrañar que ya se esté analizando, a través de estudios y tesis doctorales, el uso de Twitter como fuente de información. Desde 2012, existen investigaciones publicadas sobre esta interacción cuyas conclusiones son las siguientes, según entresaco de la tabla que incluye el enlace anterior:

  • El microblogging desencadena historias y se utiliza para añadir contenido y opiniones.

  • Es una fuente regular y rica de opinión e información. Los tuits son tomados como valiosos.

  • Una fuente de Twitter no es percibida como más creíble que una fuente offline (de una entrevista, por ejemplo).

  • Puede servir de plataforma para ampliar la gama de “voces” en los medios.

  • Es más atractivo como fuente de información para noticias más leves y menos para temas importantes. Los periodistas de televisión la usan más seguido que los de periódicos.

Para qué más cosas de las mencionadas puede utilizar Twitter un periodista. En mi opinión, junto con su uso como marca personal, para las siguientes:

  • Contacto con las fuentes.

  • Interaccionar con ellas y con los seguidores.

  • Usar las imágenes y vídeos que estos suban una vez contrastados y siempre citando la procedencia.

  • Búsqueda de contenidos de interés.

  • Crear una comunidad de personas interesadas en tus noticias y en las del medio en el que trabajas. Incluso podrías pedir su colaboración en determinados reportajes.

  • Mostrar el proceso de elaboración de la noticia. Es una buena forma de confirmar su veracidad.

  • Con una etiqueta (hashtag), puedes secuenciar una información, como un histórico, para poder seguirla en el tiempo.

Y probablemente existan otros muchos usos más que puedes aprovechar para tu trabajo. ¿Qué otros se te ocurren? Me gustaría que colaboraras con tu opinión en este artículo de Bloggy Mary una vez más.

Por supuesto, gracias por comentar y por compartir si te ha gustado

María Rubio

Anuncios

Las Redes Sociales de los Medios son meros Quioscos Digitales

Una vez más, lo que resulta interesante para una persona puede no serlo para la mayoría. La frase viene a cuento porque me topé con un estudio realizado por la agencia de noticias Servimedia y por Estudio de Comunicación titulado Los Medios y su público: ¿las redes sociales propician el diálogo?, realizado en el mes de junio y que se publicó en un puñado de webs el 5 de julio.

En una búsqueda rápida en Internet, mirando las cinco primeras páginas de Google y acotando a España y al último mes, solo seis medios, si contamos la propia agencia, se hicieron eco de la noticia, la mitad de ellos del sector del marketing y la publicidad. Y eso que el titular tiene gancho: “Los medios de comunicación no conversan con sus públicos en las redes sociales”. Curioso, sin duda. Espero que, al menos, lo hayan leído.

Estas son algunas de las conclusiones a las que los autores del informe han llegado y luego paso a analizarlas:

  • Muy poquitos medios responden a los comentarios de su público en las redes. Son, en su mayoría, medios unidireccionales, quioscos digitales, cuyos objetivos son: promocionar los contenidos (crear tráfico a su web), intentar llegar a nuevos lectores y buscar la fidelización.

  • Miedo a interactuar porque se puede poner en jaque la “credibilidad, imparcialidad y profesionalidad” de los medios.

  • Los seguidores sí hacen debates en redes sin que los medios intervengan.

  • En el estudio, analizan Twitter, Facebook, YouTube e Instagram. Las dos primeras son las que se llevan la palma en cuanto a actualizaciones. Casi todos tienen cuentas en ellas, sobre todo en el microblogging.

  • No hay una correlación directa entre la audiencia y el número de seguidores en redes, pero suele ser proporcional. Tampoco la hay entre la actividad en redes y los resultados conseguidos.

  • Apenas hay diferencias entre los medios nativos digitales y los tradicionales.

  • Los periodistas utilizan Twitter para expresar sus opiniones personales y suben a veces los contenidos del medio, pero pocos la utilizan solo profesionalmente.

  • En cambio, si trabajan para agencias de noticias, vierten pocas opiniones y las empresas tampoco realizan muchas actualizaciones.

Luego el estudio analiza medio por medio, indicando también el uso que hacen sus periodistas de las redes sociales. En concreto:

medios estudiados en el informe Los Medios y su público

Aquí hay varios puntos sobre los que me gustaría reflexionar contigo: cómo pueden ser más “sociables”, las diferencias entre editoras pequeñas y grandes, y sobre el papel de los periodistas. Vamos a ello.

Comparto la opinión de que los medios deben ser imparciales, creíbles y profesionales, o al menos parecerlo. Estoy de acuerdo con que no han de contestar a provocaciones, groserías e incluso a las opiniones de sus seguidores.

Sin embargo, existen otras formas de interacción. Pueden moderar debates, por ejemplo, crear encuestas, pedir opiniones, hacer preguntas,… Son formas fáciles de sacar partido a las redes y conocer mucho mejor a las audiencias, lo que crearía una comunidad y conseguiría justo uno de los objetivos que buscan: fidelizar.

Cuáles son los dos problemas que veo en todo esto. El primero es que hay mucho miedo debido al desconocimiento sobre los medios sociales y este, a su vez, proviene de que, salvo los grandes medios, no hay un social media manager detrás que elabore una verdadera estrategia en redes y elimine de una buena vez ese temor.

El segundo es que son los propios profesionales los que suben las noticias que acaban de redactar, sobre todo en las organizaciones más pequeñas, y, desde luego, no tienen tiempo de incentivar la participación ni tampoco es su labor.

A ello se añade que son raros los medios que tienen un manual de uso específico para los periodistas (solo cuatro lo han confirmado o se deduce por su actividad) y muchos de ellos, a pesar de actuar de forma personal, no indican en sus perfiles que las opiniones que vierten son propias, ajenas a las de su empresa. Es importante porque los seguidores tienden a vincular a los unos con las otras, algo lógico.

Dicho todo esto, me gustaría recordar que las redes sociales son eso, sociales, es decir, que se utilizan para dialogar, compartir, aprender, estar informado, etc. Desde mi punto de vista, los medios están perdiendo una oportunidad única para conocer e interactuar con las audiencias.

Como a mí sí me gusta dialogar, espero tus comentarios aquí y en las redes. Cuéntame qué te parece la forma en que están actuando los medios y qué harías tú. Gracias por darme tu opinión y por compartir la entrada de Bloggy Mary si te ha gustado.

María Rubio

¿Son las Redes Sociales Medios de Comunicación fiables?

El segundo artículo que escribí, al principio de mi andadura en Bloggy Mary, se titulaba “Juicio a las redes sociales: no culpables”. Hablaba de cómo estas se habían convertido en fuentes para encontrar e incluso contrastar con los protagonistas noticias muy válidas para los periodistas y de que los medios ya no eran el punto de actualidad sino de reflexión.

Bien, hasta aquí, en mayor o menor medida, todos contentos (o no tanto). De alguna forma, los periódicos digitales o tradicionales, las radios y las televisiones, cada vez más propensos a transformarse en un único canal audiovisual, se dedican a analizar la información, probar su veracidad y contestar a las famosas W’s (qué, quién, cuándo, cómo, dónde y por qué).

Las 5 W's y el how

Pero, ¿qué ocurre si las propias redes sociales se convierten en medios de Comunicación? O bien, ¿qué pasa cuando los medios publican en ellas y no hace falta salir para leer las noticias?

Hace casi un año, Facebook creó los Artículos Instantáneos (Instant Articles). Los editores podían publicar en ellos, con algunas modificaciones, las noticias que aparecen en sus medios. Con ello, supuestamente, todos salían ganando; los medios conseguían que se leyeran los artículos y la red lograba gratis contenido de calidad.

Además, Facebook mejoró su algoritmo para la sección de tendencias, donde se publican las noticias que más interacciones reciben por parte del usuario. Aunque, en principio, aseguraron que eso no influiría en el posicionamiento de los artículos de los medios, parece ser que dista mucho de ser así.

Snapchat, el sistema de mensajería / red social que utilizan los más jóvenes, también dispone de una herramienta similar, el Explorador de Historias (Story Explorer), que se vende como una excelente fuente informativa para los periodistas. Ofrece una visión más completa de todos los puntos de vista que hay alrededor de un hecho concreto utilizando los vídeos y las fotografías que suben los usuarios sobre ello.

Snapchat: Story Explorer

Google irá detrás. Indexará en los resultados de búsqueda los artículos que redacten los medios, personajes públicos, políticos y marcas en una herramienta que está implementando similar a la de Facebook. Hasta ahora, en la sección de noticias, añadía el enlace y la persona iba a la web del medio a leerla, ¿qué ocurrirá cuando salga esta novedad? Y LinkedIn a continuación.

Desde mi punto de vista, el panorama está claro. No hace falta sacar la bola de cristal para ver que el Periodismo está más vivo que nunca pero los canales de publicación están cambiando y seguirán haciéndolo. Los medios tradicionales o se reconvierten, no sé muy bien en qué, si quieres lo debatimos, o desaparecerán.

La forma en que se sustentaban, la publicidad, dependía del tráfico en la web y de las audiencias, en el caso de los analógicos. Con la conversión en contenedores informativos de las redes sociales, donde los usuarios leerán las noticias sin salir de ellas, desaparece lo primero y lo segundo deja de depender del propio medio para hacerlo de la red correspondiente. Es decir, los editores pierden el control de los contenidos.

Es cierto que tienen dos posibilidades a la hora de aprovechar para conseguir ingresos, al menos en Facebook: vender los espacios publicitarios directamente o bien dejar que lo haga la red, consiguiendo un porcentaje determinado. Sin embargo, qué otro beneficio generan. Tampoco los medios tienen muy claro cómo utilizarla, según se señala en el estudio de Digiday, del que se hacen eco en PuroMarketing.

Y no nos olvidemos de Twitter, una excelente fuente de noticias, donde ahora también se cubren los acontecimientos en directo con Periscope. Cualquiera que tenga perfil en el microblogging, puede retransmitir una noticia en vivo, haciendo la competencia a la propia televisión, que incorporará las imágenes más tarde, con la pérdida de actualidad que eso supone.

Twitter compite con la televisión a través de Periscope

El diario El País ha organizado este mismo mes un evento dirigido a emprendedores, #Retina2016, aunque en él se ha hablado de Periodismo, Medios Sociales, Marketing y transformación digital. Una de las grandes figuras asistentes ha sido el vicepresidente de Medios de Twitter para Europa, el irlandés Mark Little. El periodista comenta, en una entrevista que le hacen y que te recomiendo (y el vídeo que la acompaña), que vivimos en un momento de grandes peligros para el periodismo, pero también de oportunidades (…) si el periodismo se centra en el precio de un artículo y no en su valor, no tendrá futuro. Estoy de acuerdo con él y con el resto de sus respuestas.

Los profesionales de la información, a pesar de su contacto directo con la realidad, suelen ser reacios a los cambios, sobre todo cuando sobrevienen con una rapidez cada vez mayor. Los grandes medios se han convertido, a su vez, en dinosaurios destinados a la desaparición, donde cualquier atisbo de transformación digital se queda en la superficie (meter tecnología) y no en la mentalidad, empezando por la de sus directivos, y donde cualquier modificación mínima requiere de un esfuerzo que rara vez se produce.

Pero, ¿de verdad podemos fiarnos de las redes sociales como medios informativos, más allá de su papel como fuentes? Hoy por hoy mi respuesta es no. Te explico mis razones y luego, si quieres, me das las tuyas e iniciamos un debate sobre el tema.

Como comunicadora y Social Media Manager, además de hacer la estrategia y el plan de medios, me toca implementar un buen calendario de publicaciones en aquellas redes que mejor se adapten a los objetivos de mis clientes. Twitter y Facebook es casi seguro que aparecerán entre las seleccionadas.

árbol de medios de comunicación y sociales

Los contenidos que mejor funcionan, al menos en mi experiencia, dentro, sobre todo, de la segunda de estas redes, son los más ligeros, en los que predominan los sentimientos y / o la diversión. Esto significa que el algoritmo de Facebook, si es que funciona bien, de lo que ya también dudo (ahora vuelvo sobre ello), situará en los puestos más altos las actualizaciones sobre estos temas.

Es cierto que puedes seguir solo a aquellos perfiles que te aporten algo pero, de verdad, ¿quién lo hace de entre los millones de cuentas? A las marcas sí les vale; a los medios, lo dudo mucho. Es más, “el 43% de los usuarios no saben de dónde provienen las noticias que leen”: lo llevamos crudo.

Respecto a la segunda, puede haber más posibilidades gracias a las listas que te puedes crear… si es que sabes que existe la opción. Ahí te permitiría estar informado con los periodistas y medios que consideres que te pueden dar los datos más veraces. Además, las tendencias suelen ser bastante interesantes, aunque no siempre.

La otra de las razones es más amplia. Una vez que te “logeas”, es decir, que metes tu usuario y contraseña en Google, las búsquedas que hagas se adaptarán a tus usos y costumbres, a lo que el algoritmo piensa que te puede interesar, no necesariamente a lo que te interesaría de verdad saber. Así, tu búsqueda no será igual a la mía.

En Twitter están haciendo algo similar y en Facebook, el algoritmo de tendencias está en entredicho a pesar de los desmentidos de Mark Zuckerberg. Es curioso que a la hora de formularlo intervengan periodistas.

En definitiva, el microblogging me parece la mejor opción para estar informado y las redes sociales, en este momento y lugar, me dan poca o ninguna confianza como medios alternativos, aunque tampoco me la acaban de dar los tradicionales, para que te voy a mentir. Por cierto, respecto a Twitter, te recomiendo muy mucho la página de mi amigo Miguel Barrera “Twitter para periodistas”.

¿La solución? No tener miedo al ensayo / error, como decía Little, “arriesgarnos y fracasar” para aprender; dejarnos de estructuras decimonónicas y patriarcales y ser mucho más flexibles con los cambios; que estos sean también de mentalidad, no solo de adquirir el último dispositivo del mercado; crear o implementar comunidades con los seguidores; y utilizar todas las herramientas disponibles, incluyendo las redes sociales, pero siempre, por favor, con una estrategia y un plan bien establecido, que busque resultados y mida que se estén consiguiendo, y si no, a otra cosa.

¿Ves a los medios preparados para asumir esta transformación? ¿Consideras que las redes son medios fiables? Como te he ido diciendo, me encantará abrir contigo un debate. Gracias por comentar y por compartir si te ha gustado y te ha hecho pensar.

María Rubio