Archivo de la categoría: Comunicación

Bienvenido/a al mundo de la Comunicación Holística

Estamos en un cambio de era, más que en una era de cambio. Afirmando esto, poco descubro. Sin embargo, es algo que los comunicadores aún tenemos que asumir. Reflexionar sobre qué supone para nosotros y para nuestros clientes es el objetivo de hoy de Bloggy Mary, ¿me acompañas?

Comunicación Holística

Qué caracteriza esta nueva era en lo que a Comunicación se refiere. Tenemos la posverdad, el Big Data, la personalización, la importancia creciente que adquieren los públicos de la empresa en su reputación (proveedores, trabajadores, etc.), la variedad de canales para acercarnos a ellos, la falta de control del mensaje, la proliferación de crisis corporativas, la velocidad de transmisión de la información buena o mala, el control del consumidor,…

Como ves, se trata de muchos factores que hemos de tener en cuenta, que están relacionados unos con otros y que, no obstante, parece que nos superan a los profesionales.

La posverdad está detrás de muchas crisis de reputación, que se ven agravadas por la rapidez que imprimen las redes sociales en su difusión. Nos encontramos, como dice Elena Biurrun, alcaldesa de Torrelodones, en el informe de Wellcomm sobre la El impacto de los datos en la era de la posverdad, en una “época en que la transparencia es, por fin, obligada, (pero en la que) esa transparencia no sirve porque no queremos que nos den la verdad. Queremos que nos den la razón”.

Un buen ejemplo de ello nos lo presenta en el mismo documento Imma Aguilar Nàcher, consultora de Comunicación Política y Electoral, y socia de MAS Consulting: “la comunicación política, y los que trabajamos en ella sabemos que trabajamos con percepciones. Que la percepción de la realidad ES la realidad. (…) Por tanto, asumamos ese marco: que no trabajamos con la verdad”. Se puede decir más alto, pero difícilmente más claro y creo que no es necesario personalizar en casos para darnos cuenta de que es así.

Este axioma, en el que rebatimos los datos con opiniones, tiene consecuencias muy claras sobre la reputación de las marcas. Estamos bajo el constante escrutinio de los consumidores que exigen a las empresas no ya una responsabilidad social cada vez más denostada por el mal uso que se ha hecho de ella, sino que, en sí, la organización sea responsable, auténtica, creíble y transparente. Los errores se pagan muy caros.

En el informe de la Asociación Española de Empresas de Branding, titulado AEBrand Sights, inciden en este punto como uno de los retos de la Comunicación actual, “el principal desafío es actuar con honestidad e integridad hacia todos los públicos de interés de la marca para, de este modo, aumentar la reputación de la misma y generar un valor diferencial que esté por encima en las decisiones de compra de los consumidores”.

Existen varias formas de luchar contra las crisis que se pueden producir con la posverdad y con los fallos en comunicación que todas las marcas tienen (tenemos, recuerda que tú también lo eres). En concreto, soy partidaria de cuatro de ellas: monitorización y gestión de los datos, interacción, cuidado de los públicos internos y un buen plan de crisis.

plan de crisis en Comunicación

Si te das cuenta, se trata de medidas preventivas, que fortalecen la imagen de la empresa ante cualquier eventualidad y la preparan para cuando se produzca… y tenemos todas las papeletas para que así sea, no nos engañemos, me da igual si eres un autónomo, un emprendedor, una pyme o una gran corporación.

Apostar por la imagen y la construcción de la marca (branding) siempre es una apuesta segura. Debe guiarse por un plan concreto y apoyarse en los públicos internos y externos de la compañía, que has de conocer muy bien. Aquí es donde entra la gestión de los datos (big data) que, como explica Silvia Albert, de Wellcomm, “no son nada ajeno al periodismo y a la comunicación: son consustanciales a esta actividad desde su mismo nacimiento”. Pero, cuidado, los datos que recoges no son de la empresa sino el conocimiento que generan (Lourdes Muñoz dixit).

Los datos que proceses sirven además para establecer posibles crisis de Comunicación. En ellas, las redes sociales se convierten en una herramienta imprescindible tanto de detección como de gestión. Tenlas muy en cuenta.

Asimismo, las redes te sirven para interactuar con tus públicos y como canales de atención. Este es otro de los retos que señalan en AEBrand. Debemos reformular la relación con los clientes, escucharlos, anticiparnos, ser flexibles y ágiles en reaccionar, y estar conectados 24×7.

También nos ayuda a ello crear una historia de la marca. Wesley Eberle, responsable de Relaciones Públicas a nivel global de NatixisGlobal AM, comenta en el documento de Wellcomm que “nunca ha habido hechos que cambien mentes o ganen elecciones; las historias, sí”. Y continúa, “a pesar del gran poder que el Big Data tiene en nuestro día a día, no debemos olvidar el hecho de que las historias poderosas son aún nuestro mayor negocio. El verdadero valor de las relaciones públicas yace en su habilidad innata para usar la técnica del storytelling para cambiar los corazones y las mentes de todo el mundo”.

Para cerrar el círculo, es imprescindible, y cada vez más, el cuidado de los públicos internos. En IPMark salió la noticia de que la mitad de las empresas españolas ni siquiera saben qué es un embajador de marca corporativo (employee advocacy) o los beneficios que puede suponerles. Un claro desperdicio si tenemos en cuenta, como señalan en el propio artículo, que “el 52% (de los trabajadores) asegura que desarrollaría contenidos para la empresa (como posts en sus redes sociales o en sus blogs) si se lo pidiesen”. Una buena política a este respecto incrementa la fidelidad, las ventas, el compromiso y el conocimiento de los valores corporativos, ni más ni menos.

Employee Advocacy

De hecho, AEBrand señala como desafío, dentro de las tendencias de branding, que “aumentar el compromiso del empleado puede aumentar hasta en un 12% la satisfacción el cliente”.

Al respecto, estoy de acuerdo con una frase de María González Nieto, directora de Comunicación The Home Academy, “aquellas compañías que pongan a las personas en el centro, de verdad, y estrechen los lazos interpersonales verán mejoras inmediatas no sólo en sus cifras de negocio sino en su reputación y en el sentimiento que generan”.

Con respecto al plan de crisis, en Bloggy Mary dediqué un artículo a ello que te invito a repasar, si ya lo habías leído, o a descubrir en caso contrario.

Como ves, son muchos los retos que tienes en Comunicación Corporativa y también en Marketing que trascienden a los propios departamentos para afectar a toda la empresa pero, al mismo tiempo, crece el número de herramientas a tu disposición para afrontarlos con garantía de éxito. Bienvenido/a al mundo de la Comunicación Holística.

Te recomiendo leer los dos informes que he mencionado en el texto porque son de lo más interesantes y te ofrecen una perspectiva presente y futura que puede serte de utilidad. Además, me gustaría conocer tu opinión sobre ellos y sobre la reflexión que acabo de hacer contigo. Gracias de antemano por comentar y, si te ha gustado, por compartir.

María Rubio

Fuera de onda: el anti-Protocolo y el anti Asesor de Comunicación

Empiezo hoy, en Bloggy Mary, con una imagen y un vídeo. Obsérvalos y a continuación te comento qué estás viendo.

Los problemas de Protocolo acaban a gritos

Fotografía: diario La Información

La fotografía, realizada por el diario La Información, muestra a los representantes de Protocolo del Consell y del Ayuntamiento de Orihuela (“tu pueblo y el mío”, siempre me vienen estos versos a la cabeza) en plena trifulca por los sitios a ocupar durante los actos de cesión del inmueble donde vivió Miguel Hernández al consistorio.

El vídeo, por su parte, tiene como protagonistas a Pedro Antonio Sánchez, (ex)presidente de Murcia, a uno de sus asesores de Comunicación y a una periodista de La Sexta que le perseguía para entrevistarle. En un momento dado, como se puede observar mejor en este enlace, el comunicador ejerce de guardaespaldas y le hace un bloqueo en toda regla a la informadora, que logra zafarse y alcanzar al político, aunque sin recibir comentarios de su parte, eso sí.

He aquí unos profesionales que se han erigido en el centro de la noticia cuando su cometido es otro muy distinto y cuando, desde luego, deberían pasar desapercibidos, lo que ocurre solo si hacen bien su trabajo.

Empecemos por los antiprotocolo. Como se explica en el artículo, se unieron dos locuras para cualquier especialista en Protocolo: un sitio pequeño y demasiadas personalidades a ubicar. De repente, se encontraron con que no había sillas suficientes y todos querían salir en la foto.

Esto demuestra dos cosas, desde mi punto de vista. Por un lado, tenemos a unos profesionales a los que el evento se les fue de las manos, algo, en verdad, tremendo y que pone en tela de juicio su capacidad organizativa. Por otro, vemos la importancia que tiene el Protocolo para el correcto desarrollo de un acto y lo que ocurre cuando está ausente o se cometen errores de bulto.

Desconozco las causas que provocaron semejante algarabía y también el porqué se enzarzaron unos y otros a discutir en público, cuando estas cosas se resuelven en privado. Quiero pensar que algunas de las personalidades no confirmaron su asistencia y aparecieron de improviso. Si es así, los asesores correspondientes tendrían que haber cedido, ya que no es esperaba la presencia de sus representados. La responsabilidad, entonces, recae en ellos.

Aún así, creo que se mostró una falta de imaginación evidente. Cuando se celebró la entrega de llaves, que no sé si fue el 27 o el 28 de marzo, hacía buen tiempo por lo que podría haberse trasladado a las puertas de la antigua vivienda del poeta, sin que existiera la necesidad de sillas, o bien poner las sillas necesarias pero en dicha ubicación. Seguro que, además, habría muchas otras soluciones que se les hubieran ocurrido a los profesionales si no se dedicaran a gritar a sus compañeros en vez de buscarlas.

En lugar de ello, metieron con calzador dos sillas más en un habitáculo minúsculo para lo que era el evento y dejaron casi sin espacio para moverse a los medios de comunicación y, entiendo, al resto de asistentes.

problema de sillas en un evento

Enseñanzas que saco de esta historia:

  • Invita a las personalidades a sentarse en la mesa de presidencia que vayan a entrar en ella.

  • Si son muchas las que quieren “salir en la foto” y el sitio es pequeño, busca otro lugar para celebrar el evento.

  • Nunca caigas en discusiones. Hay que ser positivo y creativo a la hora de buscar soluciones, no problemas.

  • En caso de que las tengas, que jamás sean en público o en un tono que te pueda escuchar media ciudad.

  • Sé previsor en todo y también en lo que respecta al sitio que dejas para que los medios cubran la noticia.

La segunda cuestión tiene miga. A ver, un asesor de Comunicación está para facilitar las relaciones, entre otros cometidos, con los medios, no para impedirles el ejercicio de su derecho a informar. Para mí, la actuación de este señor, si fuera su jefa, significaría un despido fulminante. De hecho, cuando te fijas en las imágenes, una vez que la periodista se zafa del seudoguardaespaldas, es el propio (ex)presidente el que la hace un gesto de acercamiento, como intentando compensar la pésima imagen que ha dado el bloqueador.

Este caso es aún más difícil de justificar que el anterior. Intentando pensar bien, quiero imaginar que la pretensión del asesor era hablar con la reportera y no obstaculizar su labor. En realidad, no es esto lo que se ve en las imágenes, pues parece que el único intercambio de palabras es a través de interjecciones. Aún así, lo más lógico es esperar a que haga su trabajo y luego darle las explicaciones que considere oportunas.

Es complicado sacar enseñanzas de las acciones del vídeo ya que nada se hizo como debía, pero lo voy a intentar, a ver qué te parecen:

  • Contrata para asesorarte siempre a profesionales.

  • Ten claros los objetivos de un asesor de Comunicación. Eres un “facilitador” no un “obstaculizador”.

  • Los periodistas, al igual que tú, están haciendo su trabajo y se merecen todo el respeto.

  • Si no te gusta del comportamiento de un informador o si quieres puntualizar algo de la noticia, se habla con él o con ella con tranquilidad, explicando tu punto de vista. Desde luego, no en medio de la calle, ante una cámara y en pleno ejercicio de su trabajo.

En fin, que los profesionales del Protocolo y de la Comunicación volvemos a ser el centro de atención por errores en nuestros cometidos. Por supuesto, todos nos equivocamos pero las discusiones en lugar de buscar soluciones, en el primer caso, y la falta de, llamémosle por su nombre, educación y de respeto en el segundo, muestran la importancia de tener a personas expertas y capacitadas para hacer su trabajo. Seguro que los protagonistas de ambos ejemplos lo son y espero que tengan muchas otras ocasiones para demostrarlo y aprender de sus desaciertos: estoy convencida de ello.

Cuéntame ahora qué te han parecido ambos comportamientos y las lecciones que sacas de ellos. Gracias por comentar y por compartir.

María Rubio

La necesidad de más Mujeres Consultoras en la Comunicación Política

¿Te suena el término “Compol”? Se trata de la unión de dos palabras: comunicación y política. ¿A que ahora se entiende mejor? Pues si a ambos añadimos “mujeres”, tendrás justo lo que te voy a contar en esta entrada de Bloggy Mary.

El pasado jueves, se presentó en Madrid, en la sede de la calle Almagro de la Universidad Camilo José Cela, una nueva plataforma de consultoras de Comunicación Política e Institucional fundada por cuatro grandes: Diana Rubio, Ana Cabrera, Elena Barrios y Mar Vázquez, que no pudo estar presente. Se trata de WomenCompol.

presentación de la plataforma WomenCompol

Las tres fundadoras de WomenCompol durante la presentación de la plataforma

La misión es ambiciosa, como no podía ser menos: “ser un punto de encuentro, innovación y formación, físico y virtual, de discusión y debate en torno a la profesión de la consultoría en comunicación política e institucional”. Pretenden “incrementar la visibilidad y reconocimiento de la mujer que se dedica a este tipo de comunicación “fortaleciendo su presencia”.

Además, quieren engrandecer el sector “con la colaboración de otros profesionales en un plano de igualdad”. Es decir, se trata de una asociación inclusiva, donde hombres y mujeres luchen codo con codo para conseguir dos objetivos: “impulsar la presencia de las mujeres en el sector” y “engrandecer entre todos la profesión”.

Sin embargo, no empezamos aquí sino con el I Foro de WomenCompol: el rol de las consultoras en la Comunicación Política e Institucional que comprendía una ponencia y dos interesantísimas mesas redondas.

wcp - womencompol

La primera la impartió Yurdana Burgoa, directora de Gabinete y de Comunicación en departamento de Hacienda y Economía del gobierno vasco. Yurdana explicó su experiencia y puso el acento en la necesidad de escuchar, como primer paso para poder enviar mensajes claros y certeros.

Aunque todavía queda mucho camino por recorrer. Y me temo que no solo en Euskadi:

Respecto a las mesas redondas, el título de la que moderó Diana Rubio era “La transformación de la comunidad política e institucional a través de las consultoras”. En ella, Gabriela Ortega, Miljana Micovic y Begoña Fernández reflexionaron sobre cómo las mujeres habían transformado el sector y qué muros se habían encontrado.

Resultó evidente que, aunque la situación había mejorado, quedaba aún mucho camino por andar y la invisibilidad sigue siendo uno de los grandes problemas. Solo había que mirar la diapositiva con las cifras que dio Begoña Fernández para confirmarlo.

cifras sobre la representación política e institucional de la mujer

Por lo tanto, seguimos teniendo dificultades para llegar y permanecemos en papeles secundarios, con actitudes paternalistas por parte de la sociedad, aunque, paso a paso, nos dejamos notar. Se trata más de una carrera de fondo que de un sprint. Al menos, nos vamos igualando en la línea de salida 😉

la carrera profesonal de la mujer

Parece que, por lo general, el nivel de exigencia que se le pide a la mujer es mayor que a un hombre, necesita demostrar más. Junto con ello, también se señaló que el problema podemos ocasionarlo nosotras mismas con la autoexigencia y el llamado síndrome de la impostora: “falta de autoestima para desempeñar un puesto en espacios tradicionalmente masculinos, por el cual se tiene la necesidad de trabajar más y mejor para tener derecho a ese reconocimiento”.

Preguntadas las ponentes sobre quién les había abierto las puertas profesionales, hombres o mujeres, las tres estuvieron de acuerdo que había de todo y que la concurrencia masculina era imprescindible para lograr el empoderamiento femenino en la comunicación política.

La segunda mesa redonda versaba sobre “La innovación y tendencias en la comunicación política e institucional: el rol de las consultoras”. Intervinieron Virginia Beaudoux, Ángela Paloma Martín y Elena Barrios como moderadora.

Fueron tres las preguntas que se hicieron: cuáles son las fortalezas de las consultoras y en qué marcan la diferencia, cuál es el escenario futuro y qué hacer para que este sea una realidad.

Desde luego, como señaló Beaudoux, hay que romper con los estereotipos porque

Por su parte, Martín apostaba por creer en nosotras mismas sin necesidad de que busquemos un mentor para crecer. Tenemos las suficientes capacidades para conseguirlo. Es más, aseguró que tenemos una mayor empatía, leemos más y gestionamos mejor las emociones, afirmaciones que luego se demostraron polémicas en el turno de preguntas. Tú qué opinas, ¿tenía razón o no?

Sin duda, habrá que seguir de cerca las actividades de esta recién nacida plataforma WomenComPol (aquí sus datos de contacto) porque promete, y mucho.

foto de familia de ponentes y fundadoras

Foto de familia de ponentes y fundadoras

Nada mejor que terminar con tres diapositivas. La primera responde a la situación actual en algunos países, donde se hacen congresos sobre mujeres sin mujeres, y dos frases que nos hablan de presente y de futuro.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ahora, seas hombre o mujer, es tu turno. Deja tus comentarios aquí o en las redes sociales y gracias también por compartir si este artículo de Bloggy Mary te ha resultado de interés.

María Rubio