Protocolo para hacer Networking en los Eventos durante la pausa para el Café

Levantas una piedra de Madrid y allí se celebra un evento. Es una realidad que, imagino, se producirá igual en ciudades como Barcelona o Valencia. Son de diversa temática y de campos que abarcan desde los medios sociales a la abogacía, al Periodismo, a la Comunicación,… Todos los profesionales tienen los suyos y, si dispusiéramos de tiempo, sería relativamente fácil estar ocupados a diario.

Evento Inspiration Day 2013

Al final, se producen dos casualidades curiosas: acabas coincidiendo más o menos con las mismas personas y los más interesantes se celebran en la misma jornada. ¡Cómo si no hubiera suficientes días en el año! Perdona por la reflexión previa pero ¿a qué es verdad?

Ya en Bloggy Mary hemos hablado sobre networking durante las comidas de negocios y las “charlas de ascensor” (elevator pitch), sobre cómo aprovecharlas para construir redes de interés y dar a conocer nuestros productos y servicios.

Sin embargo, hoy quería incidir en algo más, en esos instantes en los que los eventos hacen una pequeña parada para tomar un café, ir a comer, etc. ¿Cuál crees que es el Protocolo para acercarnos a las personas que nos interesan?

Hay dos posibilidades previas: que conozcamos a alguien que nos presente o bien que no sea así. La primera de ellas es la opción ideal, aunque podemos dar al traste con esa ventaja si no sabemos aprovecharla.

Pongamos que en el evento se ha hecho una parada para tomar café. El tiempo suele ser corto y las personas a conocer muchas, entre ellos, por ejemplo, los ponentes, que se ven avasallados por, en algunos casos, multitudes que quieren hablar con ellos.

networking durante la pausa para el café

Aquí, el contar con un intermediario te ahorra tiempo de espera y crea un inmediato interés hacia ti. La persona que nos presenta debe hacerlo con nombre y primer apellido y tener preparada una breve introducción de dos frases que vincule a ambas partes. A partir de ahí, te toca hablar. Intenta ser breve porque no serás el único o la única que querrá hacer lo mismo.

Por lo tanto, olvídate de las demostraciones en la tableta, de enseñar tu dossier de empresa, de mostrar las fotos en el móvil o de abrir la web corporativa a menos que tu interlocutor te lo pida. Se trata de una primera toma de contacto, no de venderle tu libro. Desde ahí, utiliza las redes sociales y el correo para empezar a interaccionar y pide una reunión si lo crees necesario, pero evita extralimitarte con los tiempos. Lo más probable es que el pobre ponente también quiera tomarse un café con cierta tranquilidad.

Eso sí, puedes entregarle tu tarjeta y solicitar la suya. Será la manera más optima en que tendrás sus datos, como una especie de invitación para continuar en otro momento más oportuno.

plantear una reunión

Ahora bien, qué ocurre cuando el intermediario no existe. En esos momentos, suelo armarme de paciencia y esperar mi turno en la cola de personas que quieren hablar con el ponente, por continuar con el ejemplo que te he puesto. Eso sí, voy pertrechada con una buena sonrisa e intentando evitar la escucha de conversaciones ajenas, manteniendo la distancia más apropiada para que, por una parte, mi futuro interlocutor sepa que estoy ahí y, por otra, no moleste, ni oiga algo que no me concierne.

Lo habitual es que sea el ponente el que te invite, con un gesto, una mirada o de palabra, a acercarte. Una vez que tienes el beneplácito, el sistema es semejante. Te presentas con nombre y primer apellido, das la mano o dos besos pero que sea él o ella el que decida entre una fórmula de saludo u otra, y haces una introducción en la que explicas por qué quieres conocerle. El tiempo de espera aprovéchalo precisamente para preparar el inicio de la conversación.

Al igual que ocurría antes, sé breve, conciso y considerado hacia el derecho que tienen otras personas que se encuentran justo en la misma tesitura que estabas tú unos momentos antes y hacia el propio ponente. La empatía siempre es una buena idea y suele dejar una imagen positiva en alguien que no te conoce de antes. Una buena primera impresión abre muchas puertas.

Más tiempo existe en la hora de la comida. Pero aquí te puedes encontrar con varias dificultades. Los ponentes suelen estar invitados por la organización en sitios desconocidos por los asistentes. En caso de que no sea así, hay pocas esperanzas de que te inviten a sentarte con ellos y menos si eres aún un desconocido.

Es una ventaja, en estas tesituras, ser activo en las redes sociales porque abren muchas puertas. Aunque aún no hayas interaccionado cara a cara con alguien, si has mantenido conversaciones y tienes cierta relación a través de estos canales, es más fácil acercarse, en cualquier momento, y decir, “hola, soy María Rubio, mariarubiom en Twitter” (en mi caso). Además, sueles avisar antes de que le vas a saludar con lo que tienes más de la mitad del camino ganado.

Si no se ha dado el caso de un contacto previo, también existe la opción de tuitear sus palabras durante la ponencia, en el caso de que ya la haya dado, y establecer ahí el diálogo, e incluso decirle que luego te gustaría hablar con él, durante el descanso que sea.

Por ejemplo, en el evento del que te hablé la semana pasada, estaban José Facchin, al que ya tenía el gusto de conocer en persona, y a Vilma Núñez, a quien sigo desde hace tiempo. Conmigo estaba Pablo Morgade, que no les conocía a ninguno de los dos pero que sí había mantenido varias conversaciones con José. Así que quedamos con ellos a través de las redes durante el evento, y nos invitaron a ir a verles al restaurante donde estaban. La “desvirtualización” entre Pablo y José fue genial y, al final, terminamos comiendo con ellos y con otros ponentes, incluyendo a Vilma. Es la magia de las redes sociales.

comida en #inboundmarketing #IMMI15

De izquierda a derecha y de más cerca a más lejos, José Facchin, Víctor Martín, Vilma Núñez, Elia Guardiola, Miguel Florido, Jorge González, yo, Pablo Morgade y Teresa Alba

Resumiendo:

  • Mejor si una persona conocida común te presenta.

  • En caso contrario, ármate de paciencia y mantente justo en la distancia apropiada para no escuchar conversaciones ajenas pero que tu objetivo sepa que estás ahí. Y espera a su señal para acercarte.

  • Las redes sociales permiten romper la frialdad de cuando no conoces cara a cara a alguien.

  • Sé breve en las explicaciones y no vendas tu libro. Es el momento oportuno para poner en práctica el elevator pitch que te has preparado 😉 pero siempre enfatizando los puntos que os unen y en la razón por la que quieres conocerle.

  • Ten consideración con el resto de personas que están esperando también para hablar con tu interlocutor.

  • Contacta después con él para reuniros si ves la posibilidad de hacerlo, bien a través de los medios sociales o por correo electrónico un vez que os habéis intercambiado tarjetas.

Y ahora es el momento de que te escuche a ti. Espero tu opinión al respecto, las anécdotas que quieras contarme y si añadirías algún otro punto al resumen. Por supuesto, te agradezco también que compartas esta entrada, si te ha gustado.

María Rubio

Anuncios

7 Respuestas a “Protocolo para hacer Networking en los Eventos durante la pausa para el Café

  1. Excelente artículo. Me gustó mucho. Me gustaría seguir aprendiendo acerca de esto. ¿Podrías recomendarme algunas páginas o cuentas que publiquen información similar? Saludos a ambos desde República Dominicana.

    Me gusta

    • Gracias, Marcos. Me alegra que te guste. La verdad es que está escrito según mi experiencia y esta vez no he consultado fuentes externas. Sin embargo, hay mooc que enseñan cómo hacer networking y cómo preparar un elevator pitch.

      En los enlaces que he puesto, hay otros artículos míos que sí te pueden desviar a webs externas donde puedes completar información, incluyendo uno sobre mis 5 grandes del Protocolo cuyas cuentas en redes y blogs me parecen estupendos. También puedes mirar en la revista Protocolo, en la que seguro que encontrarás artículos para bucear sobre estos temas.

      Espero que te sirva al menos para empezar a investigar. Gracias de nuevo y feliz fin de semana desde España.

      Me gusta

  2. Por cierto, has sido la primera persona en redes en llamarme por mi nombre real desde 2006 que terminé la universidad. ¿Cómo afectara esto a mi branding?

    😉

    Me gusta

  3. Hola María,

    Muchas gracias por la mención. He de decir que no te equivocas diciendo que Jose es una persona genial. Había coincidido con él en varios hang-outs gracias a Fares, pero no le había visto nunca, como bien dices, en persona.

    Me ha gustado mucho tu artículo pero echo de menos un guiño a los eventos off y on en los que das el primer paso e interactúas con muchas personas.

    Echo de menos el evento de J. L. Casal que nos reunía una vez al mes y donde conocí a grandes personas. Y también echo de menos un espacio como el de SM Revolution, ya que era lo primero que leía cada día.

    Con esto quiero decir que ser activo en redes puede crear notoriedad y ruido, pero son estos espacios en los que realmente conoces a gente interesante para después seguir o mantener las relaciones en las redes.

    P.D. : Te invito a indicarme alternativas actuales a estos espacios que ya no persisten a día de hoy. ¡Gracias!

    Un abrazo y gracias por la invitación, ya que sino nada de esto se habría producido y no formaría parte de esa foto tan maravillosa

    Me gusta

  4. Hola María,

    Muchas gracias por la mención. He de decir que no te equivocas diciendo que Jose es una persona genial. Había coincidido con él en varios hang-outs gracias a Fares, pero no le había visto nunca, como bien dices, en persona.

    Me ha gustado mucho tu artículo pero echo de menos un guiño a los eventos off y on en los que das el primer paso e interactúas con muchas personas.

    Echo de menos el evento de J. L. Casal que nos reunía una vez al mes y donde conocí a grandes personas. Y también echo de menos un espacio como el de SM Revolution, ya que era lo primero que leía cada día.

    Con esto quiero decir que ser activo en redes puede crear notoriedad y ruido, pero son estos espacios en los que realmente conoces a gente interesante para después seguir o mantener las relaciones en las redes.

    P.D. : Te invito a indicarme alternativas actuales a estos espacios que ya no persisten a día de hoy. ¡Gracias!

    Un abrazo y gracias por la invitación, ya que sino nada de esto se habría producido y no formaría parte de esa foto tan maravillosa

    Me gusta

    • Hola, Pablo:

      Me has dado una buena idea de artículo que aprovecharé, con tu permiso, en el futuro.

      Es cierto que echamos de menos eventos como Estrellas y Tuits y grupos como SM Revolution. Y sí, existen otros similares -iguales imposible- que son interesantes y que mantienen un espíritu similar. Uno de ellos es No more suit Madrid, al que voy siempre que puedo, con Pedro Lalanda y Javier Moral como directores de orquesta. También Javi está implicado en Fuck up night Madrid… y hay algunos más. En todos ellos, conoces a gente muy especial e incluso consigues algún cliente. Como SM Revolution, ahora mismo no he visto nada similar pero tiempo al tiempo.

      Gracias por el comentario y por acompañarme en el evento. Feliz jueves, Pablo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s