IDEC: midamos la comunicación

Llevo unos días dándole vueltas a una idea que quisiera compartir contigo. Eres el primero en conocerla, así que, a ver qué te parece.

El pasado agosto publiqué una entrada que se llamaba “Cómo medir lo inmedible” donde esbozaba ya algo de lo que ahora voy a contarte. Sin embargo, llegaba a la conclusión de que la comunicación tradicional, llamémosla 1.0 si te parece, es muy difícil de medir y que se estaban utilizando herramientas procedentes de la publicidad, a mi entender, con poco éxito y causando más problemas que beneficios.

Una de las mediciones que más me gustan en redes sociales es la del IOR (Impact of Relationship) porque, según creo, estas se basan en relaciones… igual que la comunicación. Lo vemos en esta fotografía.

IOR - Impact of Relationship

Como ves, estamos hablando de autoridad, participación, influencia y variables medibles (ROI -retorno de la inversión– y KPI’s –Key Performance Indicators-). Cada una de ellas, indica qué comprende pero, además, terminan con puntos suspensivos porque cada marca puede añadir los que crea oportunos con tal de que pueda medirlos de una u otra forma.

¿Cómo funcionan? Cuando tienes definidos tus objetivos en redes, debes saber si los estás alcanzando o tienes que hacer alguna corrección. Con estos indicadores, es el community manager quien, junto con el cliente, decide qué valor dar a cada una de dichas variables, teniendo en cuenta que la “rueda” más grande es la que ha tener un peso mayor.

Pongamos pues que, según lo que buscamos, a lo que vayamos consiguiendo con autoridad lo vamos a calificar entre sesenta y uno, y cien puntos. Como participación e influencia tienen similar importancia por el tamaño de sus  “ruedas”, nos vamos a decantar por dar un valor a la primera que vaya entre treinta y uno, y sesenta puntos; mientras que a la segunda, le pondremos un baremo que estará entre once y treinta puntos. Por último, a las medibles, les damos el resto: entre uno y diez.

Ejemplo de baremos IOR

A la hora de planificar las acciones, debemos ir poniéndonos metas. Por ejemplo, en los seis primeros meses, hemos de alcanzar una media de ochenta puntos en autoridad, cuarenta en participación, veinte en influencia y cinco en medibles. Cada vez que consigamos algún impacto, decidiremos qué puntuación ha de tener e iremos comprobando, cada cierto tiempo, si estamos alcanzando esas metas o no con las acciones que estamos llevando a cabo en redes. Tenéis más información en esta entrada de Bloggy Mary.

Una vez entendido, es el momento de trasladar todas las variables a la comunicación 1.0 a ver si, con alguna adaptación, podemos llegar a un punto convergente.

Primero debería definir qué es comunicación 1.0. Es la que se realizaba antes de la aparición de las redes sociales, aunque incluía Internet. La forma de llegar a nuestros públicos era a través de uno de ellos, los periodistas, y no existía apenas interacción con el resto. Sin embargo, sí teníamos la suya, que era la que valorábamos en forma de publicaciones y emisiones.

Titulares de periódicos

En autoridad, dentro de redes sociales, se pueden medir los enlaces a nuestro contenido, su distribución, el ser referencia en artículos, estudios e investigaciones, el uso de nuestros vídeos y presentaciones, etc. La adaptación no es problemática. Por razones lógicas, no existía casi participación (pero recuerda las cartas al director), aunque sí parte de influencia, a través de nuestras newsletters. Las medibles no requieren de más especificación. Es decir, en general, las variables del IOR se pueden aplicar igual en el 1.0 para medir si lo estamos haciendo bien o hay que corregir estrategias.

Pero estamos en el 2.0. ¿Cómo el IOR puede servir para valorar TODA la comunicación y no solo la de redes sociales? Pues con más facilidad que en el 1.0 porque si allí requerían adaptación, aquí es innecesaria: estamos comunicando por las vías y medios que sean precisos, on y offline, para cumplir con los objetivos marcados con nuestros clientes. De hecho, se me ha ocurrido hasta el nombre. ¿Qué te parece IDEC, Impactos de Comunicación?

Aquí quiero hacer una reflexión. Cuando me reúno con los responsables de las empresas para ver si trabajamos juntos, siempre pregunto lo mismo: ¿cuál es su objetivo al entrar en social media? Y siempre o casi me dan la misma respuesta: vender. Es muy difícil hacer entender que la comunicación NO vende por sí misma, su objetivo es otro.

Sin embargo, la consecuencia lógica de hacer las cosas bien es que consigues incrementar tu facturación pero, repito, no es el objetivo, es la consecuencia y es a medio y largo plazo. Estoy de acuerdo en que hay que monetizar el esfuerzo realizado. No obstante, dicha monetización puede venir por diferentes vías, no solo por un incremento en las ventas.

Monetizar relaciones

Tratamos con personas y establecemos relaciones con ellas, no hablamos con productos o con servicios (aunque sí de ellos): eso, al menos para mí, es la comunicación. Por lo tanto, midamos dichas relaciones y cuando las tengamos, ahora sí, moneticémoslas.

¿Qué te parece mi idea? ¿Estás de acuerdo? ¿Qué puntos fuertes y que errores ves en ella? ¿Aprendemos juntos?

Anuncios

2 Respuestas a “IDEC: midamos la comunicación

  1. Un gran aplauso !!!! Me encantaría hablar de este tema mas despcio contigo. Es muy interesante !!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s