La necesidad de más Mujeres Consultoras en la Comunicación Política

¿Te suena el término “Compol”? Se trata de la unión de dos palabras: comunicación y política. ¿A que ahora se entiende mejor? Pues si a ambos añadimos “mujeres”, tendrás justo lo que te voy a contar en esta entrada de Bloggy Mary.

El pasado jueves, se presentó en Madrid, en la sede de la calle Almagro de la Universidad Camilo José Cela, una nueva plataforma de consultoras de Comunicación Política e Institucional fundada por cuatro grandes: Diana Rubio, Ana Cabrera, Elena Barrios y Mar Vázquez, que no pudo estar presente. Se trata de WomenCompol.

presentación de la plataforma WomenCompol

Las tres fundadoras de WomenCompol durante la presentación de la plataforma

La misión es ambiciosa, como no podía ser menos: “ser un punto de encuentro, innovación y formación, físico y virtual, de discusión y debate en torno a la profesión de la consultoría en comunicación política e institucional”. Pretenden “incrementar la visibilidad y reconocimiento de la mujer que se dedica a este tipo de comunicación “fortaleciendo su presencia”.

Además, quieren engrandecer el sector “con la colaboración de otros profesionales en un plano de igualdad”. Es decir, se trata de una asociación inclusiva, donde hombres y mujeres luchen codo con codo para conseguir dos objetivos: “impulsar la presencia de las mujeres en el sector” y “engrandecer entre todos la profesión”.

Sin embargo, no empezamos aquí sino con el I Foro de WomenCompol: el rol de las consultoras en la Comunicación Política e Institucional que comprendía una ponencia y dos interesantísimas mesas redondas.

wcp - womencompol

La primera la impartió Yurdana Burgoa, directora de Gabinete y de Comunicación en departamento de Hacienda y Economía del gobierno vasco. Yurdana explicó su experiencia y puso el acento en la necesidad de escuchar, como primer paso para poder enviar mensajes claros y certeros.

Aunque todavía queda mucho camino por recorrer. Y me temo que no solo en Euskadi:

Respecto a las mesas redondas, el título de la que moderó Diana Rubio era “La transformación de la comunidad política e institucional a través de las consultoras”. En ella, Gabriela Ortega, Miljana Micovic y Begoña Fernández reflexionaron sobre cómo las mujeres habían transformado el sector y qué muros se habían encontrado.

Resultó evidente que, aunque la situación había mejorado, quedaba aún mucho camino por andar y la invisibilidad sigue siendo uno de los grandes problemas. Solo había que mirar la diapositiva con las cifras que dio Begoña Fernández para confirmarlo.

cifras sobre la representación política e institucional de la mujer

Por lo tanto, seguimos teniendo dificultades para llegar y permanecemos en papeles secundarios, con actitudes paternalistas por parte de la sociedad, aunque, paso a paso, nos dejamos notar. Se trata más de una carrera de fondo que de un sprint. Al menos, nos vamos igualando en la línea de salida 😉

la carrera profesonal de la mujer

Parece que, por lo general, el nivel de exigencia que se le pide a la mujer es mayor que a un hombre, necesita demostrar más. Junto con ello, también se señaló que el problema podemos ocasionarlo nosotras mismas con la autoexigencia y el llamado síndrome de la impostora: “falta de autoestima para desempeñar un puesto en espacios tradicionalmente masculinos, por el cual se tiene la necesidad de trabajar más y mejor para tener derecho a ese reconocimiento”.

Preguntadas las ponentes sobre quién les había abierto las puertas profesionales, hombres o mujeres, las tres estuvieron de acuerdo que había de todo y que la concurrencia masculina era imprescindible para lograr el empoderamiento femenino en la comunicación política.

La segunda mesa redonda versaba sobre “La innovación y tendencias en la comunicación política e institucional: el rol de las consultoras”. Intervinieron Virginia Beaudoux, Ángela Paloma Martín y Elena Barrios como moderadora.

Fueron tres las preguntas que se hicieron: cuáles son las fortalezas de las consultoras y en qué marcan la diferencia, cuál es el escenario futuro y qué hacer para que este sea una realidad.

Desde luego, como señaló Beaudoux, hay que romper con los estereotipos porque

Por su parte, Martín apostaba por creer en nosotras mismas sin necesidad de que busquemos un mentor para crecer. Tenemos las suficientes capacidades para conseguirlo. Es más, aseguró que tenemos una mayor empatía, leemos más y gestionamos mejor las emociones, afirmaciones que luego se demostraron polémicas en el turno de preguntas. Tú qué opinas, ¿tenía razón o no?

Sin duda, habrá que seguir de cerca las actividades de esta recién nacida plataforma WomenComPol (aquí sus datos de contacto) porque promete, y mucho.

foto de familia de ponentes y fundadoras

Foto de familia de ponentes y fundadoras

Nada mejor que terminar con tres diapositivas. La primera responde a la situación actual en algunos países, donde se hacen congresos sobre mujeres sin mujeres, y dos frases que nos hablan de presente y de futuro.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ahora, seas hombre o mujer, es tu turno. Deja tus comentarios aquí o en las redes sociales y gracias también por compartir si este artículo de Bloggy Mary te ha resultado de interés.

María Rubio

La innovación en Periodismo: situación actual

Estás ante un artículo de Bloggy Mary que se ha ido cociendo a fuego lento, que empezó con una lectura (en digital) y terminó con audios (podcast), que ha supuesto un trabajo de reflexión y de concreción importante en tiempo y en esfuerzo. Hablemos, una vez más, de innovación en Periodismo.

cómo innovar en periodismo

Siempre he pensado que para innovar, primero hay que dominar lo anterior. Si no conoces la técnica pasada, cómo sabes si están revolucionando la futura o estás repitiendo estándares ya probados, manidos y desechados.

Dos son las fuentes principales que han alimentado este artículo. Y sí, digo fuentes y utilizo una palabra tan periodística como artículo, a pesar de que, según un determinado ponente, los que trabajamos en Comunicación no somos periodistas. Que me perdone, pero una cosa es en lo que te ganas la vida y otra lo que eres. Si a los 6 años le dices a tus padres que quieres ser periodista de mayor y sigues amando esta profesión, aunque no la ejerzas en un medio, te morirás periodista y punto. De todas formas, esta intervención creo que se merece una entrada en sí misma.

A lo que íbamos. Por una parte, he estado leyendo un libro titulado “Cómo innovar en Periodismo”, que se ha realizado con entrevistas a 27 profesionales, la mayoría de ellos pertenecientes a El Confidencial, pero también a El Español, el Mundo, Atresmedia Publicidad (este me ha chirriado bastante), Diario Marca, Prisa Radio, RTVE, eldiario.es, Google News (¡!), etc. Y otros más “pequeñitos”: revista Mongolia, The Spain Report, el Desmarque, Vice Spain, Vis-à-vis,… E incluso consultores o agencias de este sector. Te incluyo el enlace para que te lo descargues si te apetece leerlo.

Por otro lado, la semana pasada se celebró el XVIII Congreso de Periodismo Digital de Huesca en el que, a mi modo de ver, se habló mucho de la situación actual, se añoraron aún más tiempos supuestamente mejores (o esa fue mi impresión) y hubo poco sobre qué pasará en el futuro, aunque algo se dijo. Como el tema de hoy va sobre innovación, me olvidaré del pretérito, que ya ha dejado de existir hace bastante, por suerte o por desgracia, depende de las opiniones. En otra ocasión, si quieres, volveré sobre ello y te daré la mía.

En el libro, Antonio Delgado, de El Español (pág. 37), explica que “la innovación en medios tiene tres vertientes principales: innovación en cuanto al modelo de negocio, innovación en cuanto a contenidos – que ahí también está la parte de formatos, la forma en que contamos las historias – y otra innovación en cuanto a qué otros productos podemos hacer relacionados con el periodismo”. Siguiendo esta triple posibilidad, estas son las conclusiones que he sacado entre los unos y los otros:

  • Cada vez hay propuestas más interesantes en periodismo, no solo respecto a contenidos y formatos, sino también en cuanto a financiación. Como muestra, las que se presentaron en Huesca, tanto el primer como el segundo día. Pero también las que se explican en el libro.

libro digital sobre cómo innovar el periodismo

  • La publicidad será solo un modo de conseguir dinero y no necesariamente el principal. Cada vez más, los medios serán capaces de diversificar sus formas de lograrlo con actividades paralelas como eventos o actuando de consultores y proveedores de contenidos, entre otras opciones.

  • Los medios serán cada vez más pequeños y flexibles. No será necesario estar presente en una redacción para sacarlos adelante y tampoco grandes inversiones.

  • Olvídate de quedarte en la zona de confort. Hay que experimentar de forma constante. Viene a ser un nuevo enfoque del vive deprisa, muere joven y deja un bonito cadáver. Solo que ahora es prueba lo que se te ocurra (con cierto criterio, claro), evalúa el resultado y deséchalo si no funciona, siempre al menor coste y mejor si es gratis.

  • Las redacciones son horizontales y salen de las cuatro paredes para pasar a los medios sociales. Creo que era Javier Casqueiro, en la mesa sobre “Periodismo político”, quien decía que los debates en las redacciones han muerto “lo que no significa que no se produzcan”, se han extendido a otros compañeros y a gente anónima. “Todo eso me aporta ideas y me enriquece, me da más posibilidades, soy menos sectario”.

  • Las redacciones ya no son solo campos para periodistas, fotógrafos, sonido y cámaras. Se han hecho mucho más amplias con perfiles como los informáticos, los diseñadores, etc. En principio, este hecho debería ayudar a que las noticias sean más impactantes y mejores.

  • Tendemos hacia los medios multimedia, algo que ya he comentado varias veces en Bloggy Mary (por ejemplo, aquí). Luis Márquez, de Cero, abundaba en ello durante la mesa redonda “La tele también se hace 2.0”.

  • Sigue siendo imprescindible y lo será siempre en Periodismo, redactar bien y cuidar la calidad de lo que hacemos. Será lo único que vuelva a levantar la credibilidad que hemos perdido. La inmediatez es importante pero secundaria. Las redes como Twitter son excelentes para dar píldoras de actualidad pero luego hay que escribir la noticia al completo. Así que, por un lado, las redes para lo inmediato y por otro, la crónica y el reportaje para ofrecer la información completa.

  • Una forma de innovar en las historias es darles otra vuelta de tuerca. A ello se refiere, por ejemplo, Gonzalo Pastor, de Vice Madrid, en el libro (págs. 89-90): “Voy a llegar más tarde pero voy a buscar otras opiniones (…) que seguramente serán tan enriquecedores o tan interesantes como el que ha llegado el primero a la noticia. (…) Al dejarla madurar hemos encontrado otros enfoques y otros puntos de vista. Eso nos hace contar algo de lo mismo que están contando todos los demás, pero diferente y casi siempre mucho más atractivo. Ahí es donde hemos ganado mucha audiencia”.

  • Las noticias no terminan nunca. El destinatario las puede acotar, completar, rectificar, etc.

  • La tecnología siempre debe colocarse al servicio de la historia y no al revés. Comentaba Alexandra García, del New York Times, en la mesa redonda “Tecnología para el nuevo periodismo”, dos frases que me llamaron especialmente la atención a este respecto.

    • A veces la tecnología nos complica la vida. Llevamos tanta que nos distraemos con ella, en vez de pensar en lo que es necesario”.

    • Las cosas demasiado producidas no se ven reales”.

No obstante, siempre hay que experimentar y ver justo cómo se puede contar una determinada noticia para que llegue de la forma más apropiada. La tecnología es una herramienta para conseguirlo. Mira si no este vídeo del programa Cámara Abierta 2.0

  • El usuario, receptor o como queramos llamarle se convierte en el centro absoluto, lo que requiere utilizar métricas para conocerle y darle justo lo que quiere. Aquí veo un riesgo importante de desinformación y también de lo que hemos venido a llamar posverdad, es decir, que solo ve, lee y escucha las noticias que son afines a sus ideas y el resto las da por falsas. Recordemos que una de las funciones del periodismo es formar, junto con informar y entretener.
  • Las presiones y los intentos de manipulación seguirán existiendo siempre que haya un profesional que moleste con las noticias contrastadas y bien argumentadas que ofrezca. Es señal de que está haciendo bien su trabajo. No creo, como piensa Gregorio Morán, que los medios digitales sean más fácilmente corruptibles. Pienso más bien que son los medios pequeños porque, y ahí le doy la razón a uno de los ponentes de la mesa sobre “Periodismo político en la era digital”, “ahora los directores no suelen defender a los redactores ante las presiones”.

Como ves, tanto el libro como lo debatido en Huesca, dan para mucho. Si tienes tiempo y te apetece, te recomiendo que los leas y escuches para hacerte una idea de cómo está de revolucionado el mundo del Periodismo. Ya iba siendo hora, ¿verdad?

Te dejo con las conclusiones del Congreso de Periodismo Digital en este podcast. Son breves, poco más de cinco minutos, y están muy bien contadas por Darío Pescador.

Espero tus comentarios. Gracias y, por favor, comparte si te ha parecido de interés.

María Rubio

Las Pymes impulsan el sector de la Comunicación

El miércoles de la semana pasada, día 1 de marzo, se presentó el Informe PR Agencias 2017 en el marco del primer #DoceAyunos iniciativa que, con periodicidad mensual, permitirá debatir sobre Comunicación, Salud y Marketing, las especialidades del medio digital.

Composición de la presentación del informe PR Agencias 2017

Lo dicho, se inauguró con este informe anual y con representantes de algunas de las grandes consultoras que encabezan la clasificación de las treinta con más ingresos: Atrevia, segundos; Burson Marsteller, terceros; y Torres y Carrera, coautores del informe junto con PR Noticias, vigésimo sextos. Aquí tienes el ranking:

Ranking agencias Comunicación 2017 - PR Noticias

Pero, si te parece, vayamos al documento, que se realiza por sexto año consecutivo y cuyos datos corresponden al último cierre contable, es decir, a 2015, mezclados con los que proporciona el Instituto Nacional de Estadística (INE), que son de 2014.

Las noticias son buenas, muy buenas. Parece que hay un repunte del sector de la Comunicación y las Relaciones Públicas. El volumen de negocio se incrementa, ni más ni menos, que en un 67% respecto a 2013, según el INE, impulsado, en parte, por el mejor comportamiento de las pymesfrente a los grandes grupos nacionales e internacionales”.

Con respecto a las primeras 30 agencias que refleja el informe, el incremento fue de un 11%. Estos datos, como decía, son de 2015.

Emma Cid, de Torres y Carrera, que presentó los resultados junto con Gonzalo Fernández, responsable de Comunicación de PR, explicó que el incremento pudo deberse a una mayor oferta de servicios por parte de las agencias.

También resaltó el mínimo porcentaje en el incremento de trabajadores contratados, solo un 2.25%. Es decir, más servicios para casi la misma plantilla… Y eso que la facturación y la rentabilidad por empleado han subido; en el primer caso, son poco más de 119.000 euros, y en el segundo de casi 4.000 euros de media. El negocio, desde mi punto de vista, es redondo: saco más trabajo con el mismo número de personas. Si les pago, como mucho, mil quinientos euros al mes, tengo una rentabilidad de dos mil quinientos euros por cada uno. Un aplauso señores.

Madrid vuelve a ser la sede del mayor número de firmas, un 67%, y, además, con bastante diferencia respecto a Barcelona, con un 23%. Ya un 10% de las consultoras están en ambas capitales.

Tras la presentación, empezó un debate entre los asistentes en el que se abordaron tres puntos: la valoración del informe y la situación en 2016, el incremento de la facturación de las pymes respecto a la grandes, y la formación de los comunicadores.

Emma Cid y Gonzalo Fernández durante la presentación del informe PR Agencias

Emma Cid y Gonzalo Fernández durante la presentación del informe PR Agencias

En cuanto a 2016, las tres agencias que intervinieron, Torres y Carrera, Burson Mastellers y Atrevia, estuvieron de acuerdo en que, aunque obtuvieron beneficios, es posible que estos fueran en un porcentaje inferior a los que se reflejan en el documento (recuerda, un 11%).

Me interesó más la segunda cuestión que se abordó, la de las pymes. La verdad es que fue bastante rápida y me quedé con las ganas de intervenir. Ya sabes, de esas veces que estás armando el discurso en tu cabeza y cuando te quieres dar cuenta, el tema ha cambiado.

Como autónoma, en los dos últimos años, sí que he visto un aumento de las empresas que buscan a un especialista en Comunicación. El mercado se está moviendo y eso lo notamos las agencias más pequeñitas y nosotros, tanto como las grandes.

Puede que pienses que estamos quitándole cuota de mercado a las medianas y las grandes consultoras pero considero que nada más lejos de la realidad. Ellos tienen un público muy claro. Una pyme o un emprendedor no puede llegar a pagar, en general, las tarifas que tienen, es evidente. Aquí cada oveja con su pareja, como ya comenté en otro artículo de Bloggy Mary.

Creo que lo que ocurre es que existe una mayor conciencia, por parte de los pequeños clientes (pequeños en cuanto a facturación, no en cuanto a importancia, que quede claro) sobre los beneficios de la Comunicación, sobre todo en medios sociales. Eso nos ha venido bien a nosotros, los autónomos, que hemos visto cómo han ido subiendo el número de presupuestos que damos y de entidades que confían en nosotros.

Un punto que traté luego con Gonzalo, y que era por el que quería intervenir en el debate, fue el interés que podría tener el conocer cuál es la facturación que tenemos las pequeñas consultoras y los autónomos. La verdad es que es un tema bastante complicado de medir.

Momento del debate - presentación Informe PR Agencias 2017

Momento del debate – presentación Informe PR Agencias 2017 – Foto de PR Noticias

Por una parte, no existe ninguna asociación que nos reúna y, ya que nos ponemos, que nos defienda. Excepto la APM, la Asociación de la Prensa de Madrid, en cuyo informe anual hay un epígrafe de periodistas que se dedican al sector, pocos datos hay para poder sacar conclusiones. De hecho, el documento de la APM solo contempla una parte de los profesionales que nos dedicamos a esto. Existen muchos otros que proceden de ámbitos como la publicidad, el marketing e incluso la medicina o la ingeniería. Así que deja fuera a muchas personas.

Creo que no existe ninguna otra fuente de donde podamos extraer datos. Si conoces alguna, estaría bien saberlo.

Respecto a los estudios, a la formación, parece que cada vez lo estamos más. Se nota un interés por mejorar, aunque haya mucho camino por recorrer. Pero con docentes como Fátima Martínez, que estaba sentada a mi lado y que intervino en el debate, seguro que tendremos a grandes profesionales asegurados.

Te dejo con el estudio y espero tus comentarios. Gracias también por compartir el artículo si te ha gustado.

María Rubio